Lo más nuevo!



Viaja con nosotros!


AYUDA AL VIAJERO

Confirmado: Irán expide visados de 30 días on Arrival (VOA)!!

Confirmado: Irán expide visados de 30 días on Arrival (VOA)!!
Tal y como se anunciaba hace 2 semanas, Iran […]


PUEBLOS CON ENCANTO

Veshab… vértigo fuera de ruta

Veshab… vértigo fuera de ruta
Magia… tras salir de Istaravshan como alma que lleva el diablo y maldiciendo a […]


MUNDO A BOCAOS

Querido y viejo amigo Çay

Querido Çay,
Hoy hace 5 meses que nos conocemos y cuánto hemos cambiado… Ya no vienes sólo y los […]


PUEBLOS CON ENCANTO

Khiva, la perla de Uzbekistan

Khiva, la perla de Uzbekistan
Cierra los ojos… inspira… otra vez… deja que los cientos de años de historia […]



Destacado


Actualmente en: Oman

Últimas entradas

Y te encontré en Goa…

Y te encontré en Goa…
A pesar de la magia entre las rocas, de los fuertes del Rajastán, del hogar que hallaste en Púshkar, a pesar de todo, seguías sin encontrar esa India de los hippies, ese país del Shanti shanti, dónde el tiempo pasa despacio y los años se cuentan por monzones…
Pero al final lo encontraste… ahí estaba. Esa India a la que se llegaba en un seiscientos desde Londres cruzando por Afganistán… Esa India que inspiró la primera lonely planet, que acuñó toda una estética en los sesenta y que promovía el amor libre… sigue existiendo, sigue latente, aunque a duras penas es ya el recuerdo de lo que era… pero sigue siendo, lo suficiente como para despertar en ti el amor incondicional y eterno por este país. Oh sí! Amo a India!
El lugar escogido para saborear el mundo con las manos es Arambol. Pasas un mes paseando por la playa… y disfrutando de la puesta de sol. El famoso Sunset de Arambol, quien se esconde a ritmo de tambores y danzas tántricas dotando al momento de pura magia y a quien no solo se le han dedicado millones de fotos si no que tiene hasta su propia canción… […]

Ajanta y Ellora… lo mejor de India

Hay tantas Indias como estados tiene el país. 29 si no me equivoco… es normal encontrar muchísima información en internet sobre sus imperdibles, o lo que los turistas llaman la “India total experience”… ya sabéis, esa que incluye Agra, Varanassi, el Rajastán y su triángulo de Oro, quizás Amritsar y alguna ciudad del norte… llegando hasta Jaselmeer, su ruta a camello por el desierto y vuelta a Delhi. Eso es lo que en un mes suele hacer todo el mundo. Así que cuando decides ir a visitar las cuevas de Ajanta y Ellora, pues bueno… la información empieza a escasear. La logística, claro! Porque la información sobre las cuevas en sí, esa abunda (sobre todo en inglés) ya que es una de las construcciones en roca más espectaculares del mundo… y no defrauda lo más mínimo! Además de ser, por supuesto, Patrimonio de la Humanidad.

Al final de esta entrada tenéis toda la información sobre cómo llegar, alojamiento y cómo visitar las cuevas.
Al llegar al estado de Maharastra, dónde se encuentran las cuevas, lo que más te llama la atención es el alto número de musulmanes. El Islam es la religión dominante en este estado y tiene más presencia que el […]

No es religión para hombres…

No llevábamos ni dos semanas en Turquía cuando el primer viernes nos sorprendió en la mágica y religiosa ciudad de Bursa. Tal era la gente que acudió a rezar ese día que las calles se llenaron de fieles ordenados y orientados todos hacia La Meca… hombro con hombro, rezaban inclinándose al ritmo de unos versos en árabe que pocos entienden… Casi todo eran hombres… hombres…

Viajar no es descubrir sólo el lugar que te acoge, es aprender del lugar del que vienes y desaprender lo que creías era una verdad irrefutable. Viajar es cuestionártelo todo y no saber nada… es mirar hacia atrás con el prisma que te brinda el presente… Es de pronto ser consciente de pequeños detalles de los que no te habías percatado… como que, en las Iglesias Católicas en tu país, casi todo son mujeres… mujeres…
Tu primera reacción, porque no tienes más datos, es decir que en España la religión lleva signo femenino mientras que en Turquía parece que es algo más masculino. Al menos en los templos… Pero sigues viajando…saltas de un país musulmán, al siguiente, y te percatas que no es Turquía si no el Islam quien lleva género masculino. Ya lo dice el nombre: El […]

Rajastán… Tierra de Reyes

Tigres, palacios, maharajás, reyes, templos, fuertes, elefantes, rubíes, diamantes, joyas, coronas, turbantes, dioses, diosas, mortales, esclavos, azulejos, vacas, rosas, blancos, lagos, religión, azul, viento, tierra, montañas, palmeras, mosaicos, frescos…
… tráfico, polución, gente, más gente, más tráfico, más polución, suciedad, basura, mucha basura, elefantes esclavizados, mendigos, niños, sadhus, falsos fotógrafos, más niños, ruido, pitos, contaminación… oxígeno? No, oxígeno no…
Uno es lo que esperas al llegar al Rajastán y otro lo que te encuentras… pero bien, encuentras los dos aunque sólo buscabas uno… Y es que el conocido como el triángulo de oro del Rajastán está tan sobreexplotado que parece que se defiende explotando a los visitantes. No hay límite… sobrevivir a sus tres grandes ciudades sin convertirte en el típico turista que huye en 24 horas tras sus visitas de rigor, es todo un reto. Integrarte en sus calles sin maldecir mínimo una vez al día… una utopía. Y es que la caída del turismo ha sido tan fuerte en esta zona que sus habitantes están ávidos de sangre… sedientos de rupias. Intentan sacar de un solo viajero lo que antes sacaban de 10…
Pero qué ciudades componen el triángulo de oro? Empecemos por la primera…

Jaipur, la ciudad rosa
Era la ciudad estrella […]

Pushkar… Hogar Dulce Hogar

Pushkar… Hogar Dulce Hogar
Cuenta la leyenda que los Dioses dejaron libre un cisne blanco con una flor de loto en el pico. Allí donde dejara caer el loto, el Dios Brahma haría un gran lago sagrado. Y ese sitio fue Pushkar… uno de los cinco dhams o lugares sagrados de peregrinaje de los hinduistas, y una de las ciudades más antiguas de la India.
Pero lo más especial de Pushkar es que acoge uno de los pocos templos de Brahma que hay en el mundo y que aquí Brahma hizo penitencia durante 60.000 años para poder contemplar brevemente a Radha y Krishna, los dioses del amor…

Y después de tres semanas por India sin saber porqué, no acabas de conectar con el país. Bueno, si sabes porqué… no seamos hipócritas tampoco. Te molesta su extrema suciedad y sus constantes intentos de estafarte. Detestas no poder fiarte de las intenciones de nadie… echas de menos la honestidad de la gente que te ha acompañado casi un año. India es dura, ya lo sabías… pero tú lo eres más. E insistes… Así que un lugar tan místico, mágico y rodeado de leyendas te atrae… Aunque después de tu visita a Varanassi tienes más dudas […]

Agra… dónde yace el amor

Agra… dónde yace el amor
Hablar de India es hablar del Taj Mahal y eso, implica una visita a Agra… Lo tienes todo bajo control: sabes que Agra es tan áspera como Delhi, con el punto de amargura de Varanassi y toda la picardía India junta… así que planificas muy bien tu visita para tener que estar en la ciudad el menor tiempo posible. Tienes un horario, agenda y te aseguras de que nada falle…
Recuerdas que los viernes el Taj Mahal está cerrado, sabes que hay un tren que va desde Orccha hasta Agra saliendo de Jhansi, que tarda poco más de 3horas… así que decides reservar el de las 8AM para llegar sobre las 11AM a Agra. Dormirás allí una noche, en una guesthouse con muy buenas referencias llamada Pyriness que te deja la habitación por 500 rupias desayuno incluido. El día de tu llegada, dejarás las mochilas y te irás a recorrer Agra. Porque hay mucho más que ver que el Taj Mahal… Irás a ver lo primero el Fuerte de Agra, que dicen que no está mal y que a pesar del precio, vale la pena pagar la entrada… y después, te irás a ver el pequeño Taj Mahal, […]

Cuentos desde Orchha

Cuentos desde Orchha
Había una vez, hace muchos años… allí por el año 1501, en un remoto lugar de la India llamado Orccha, vivía un príncipe amable y valeroso. Él fue el primer rajá o príncipe de Orccha porque él creó la ciudad, a las orillas del río Betwa. Lo primero que hizo el príncipe, fue construirse un palacio que sería la envidia de todo el lugar.

Su pequeño principado, era rico y muy próspero, pero sobre todo era muy importante para la preservación de su fe… Así que debía construir tantos palacios como fuera posible, y templos magníficos no sólo para honrar a los dioses, si no para invitar a los embajadores del Imperio Mogol, impulsores del Islam y destructores del hinduismo.

Tal era la fe del príncipe, que un día en su paseo matutino vio a un malvado león atacar a una vaca sagrada… y al ir a defenderla, el león lo mató. Falleció defendiendo lo más sagrado de su religión… la vida y la vaca.

Y había una vez dos viajeros cansados a quien India tenía en jaque que allí se encontraron. Sintiéndose vacas exhaustas y nada sagradas, llegaron a Orccha buscando paz y seguridad… Una serenidad que habían perdido allí […]

Khajuraho… aprendiendo el Kamasutra

Tras abandonar Delhi como alma que lleva al diablo y salir de Varanasi con más preguntas que respuestas y el escepticismo por las nubes, necesitas ver algo que te impresione, y sobre todo, que te devuelva el placer por la ruta y el amor por el viaje… Y con esas dos palabras en mente, amor y placer, sólo un destino se te viene a la cabeza…

Khajuraho… aprendiendo el Kamasutra
Coges de nuevo el tren, trenes en India que a pesar de todo lo que habías leído negativo sobre ellos no dejan de sorprenderte en positivo… quizás por las bajas expectativas y fe que tenías en la red ferroviaria del país, quizás por tus experiencias previas en Asia Central, o quizás porque aquí te estiras un poco más y coges la clase con aire acondicionado… pero la realidad es que haces 450 km en 11h durmiendo de fábula en tu litera con sábanas bastante limpias y aire acondicionado. El único problema es que llegas a las 6AM y sin hotel… lo bueno es que en la calle esperan los chicos del hotel Princess, de lujo, nuevo y con wifi y baño privado por 400 rupias en temporada alta… a tener en cuenta!

Con […]

Había una vez… una escuela india

Al entrar en Clase
La ropa impecable… sus camisas blancas y sus pantalones planchados. Lavados con esmero en un río que no siempre baja limpio, que no siempre lleva agua. El pelo bien trenzado, brillante y desenredado. Con sus cintas a juego, blancas y puras. La corbata bien anudada, radiante y almidonada y los cuellos de la camisa impecables. “Como debe ser”, piensa su madre al dejarle salir por la puerta.

Con su bicicleta, quien la tiene y calzando unos zapatos que tal vez le queden grandes, con su aspecto de galán y de princesa, de banqueros y futuros líderes del país, se dirigen a su escuela… una escuela pobre y reconvertida que en nada se parece a los alumnos que la frecuentan.

Ella no luce blanca y radiante, nadie ha lavado su cara ni sus paredes… nadie trenza sus enredos y nadie se preocupa de que luzca “como debe ser”… ajada y maltrecha, un antiguo mausoleo reconvertido en plataforma para crear las mentes del futuro… los indios del mañana.

Sin pupitres en todas las aulas, sin pizarras cuadradas y con profesores que es más la dedicación que tienen que la remuneración que perciben…

Cuelga la ropa de sus tendidos, ropa de colores, saris de […]

Varanasi… Ángel y Demonio

Varanasi… Ángel y Demonio
Hay un lugar en el mundo donde vive un Dios eterno, un Dios muy sagrado que se cree, es el origen de todo… el origen de la vida. Los habitantes del país lo veneran y adoran con todas sus fuerzas, dedicándole todos sus días, desde el alba hasta su último aliento. Tal es su devoción, que en él enteros se sumergen, para purificar sus cuerpos, desde los pies hasta el cabello…
A su Dios confían su higiene diaria, sus baños y la blancura de su ropa, en él sus saris bendicen y frotan con esmero cualquier mancha que hubiera en sus sábanas… Un Dios líquido al que oran 24 horas al día…

Lo llenan de inciensos, a veces de oro y quien sabe si de mirra… pero lo más importante, a él su cuerpo postmortem sin pensarlo ofrecen… Porque sólo él, el Dios Ganges, es capaz de evitar que sus almas renazcan en otro cuerpo, con otro nombre… aunque misma vida… Él te lleva al nirvana, si el karma, claro está, así lo indica…

Y por ello lo velan los ancianos, hombres santos a que todo han renunciado, que ya nada tienen ni nada quieren… ni su honor, ni su […]