Kashan… Foto a foto, casa a casa

Y es que hay lugares tan hermosos que es imposible seleccionar “algunas fotos” para una sola entrada… Es tan difícil no compartir cada rincón, cada mosaico, cada escondite… Y vi que quizás el error era intentar compartirlo todo en el mismo espacio. Así que, como ya hicimos para Estambul o para la Catedral de Vank, en Isfahan, Irán, aquí os traemos otra galería fotográfica, esta vez de Kashan… 

Y empezamos por la joya de su Hammam… el lugar que más nos gustó de nuestra visita a Kashan y uno de los lugares más bonitos que hemos visto en Irán… Cada espacio, cada sonido, cada olor… te transportaban al que debió ser el hammam en su origen, aquel lugar lujoso y sólo digno de un sultán creado en el s.XVII para gusto y placer de la casa más regia. Deja que el arrullo del agua te meza y que el olor a eucaliptus y jabón invada tu cuerpo…

Entramos a los baños, entramos al hammam

(Haz click en la primera foto para poder verlas más grandes)

Pero si por algo es famosa la ciudad de Kashan, es por sus casas… tuvimos la suerte, lujo y placer de entrar en dos de ellas, gracias a un ticket combinado que hacía que el precio fuera realmente atractivo… (7€) (Gracias Kashan por este tipo de iniciativas)

La primera, la casa Tabatei… y aquí sus rincones…

… y la segunda casa que vimos, y la más grande, fue la casa Abbisei… construida y habitada por un famoso cristalero del renacimiento iraní que dejó impregnada su esencia y su arte en cada rincón de su hogar…

Ya has leído nuestra entrada completa sobre Kashan? La historia de sus casas y sus puertas? No te la pierdas!!