Frescos de yeso en las paredes pintados en tonos pasteles... para ayudar a la relajación