Hay tantas Indias como estados tiene el país. 29 si no me equivoco… es normal encontrar muchísima información en internet sobre sus imperdibles, o lo que los turistas llaman la “India total experience”… ya sabéis, esa que incluye Agra, Varanassi, el Rajastán y su triángulo de Oro, quizás Amritsar y alguna ciudad del norte… llegando hasta Jaselmeer, su ruta a camello por el desierto y vuelta a Delhi. Eso es lo que en un mes suele hacer todo el mundo. Así que cuando decides ir a visitar las cuevas de Ajanta y Ellora, pues bueno… la información empieza a escasear. La logística, claro! Porque la información sobre las cuevas en sí, esa abunda (sobre todo en inglés) ya que es una de las construcciones en roca más espectaculares del mundo… y no defrauda lo más mínimo! Además de ser, por supuesto, Patrimonio de la Humanidad.

Ajanta4

Al final de esta entrada tenéis toda la información sobre cómo llegar, alojamiento y cómo visitar las cuevas.

Al llegar al estado de Maharastra, dónde se encuentran las cuevas, lo que más te llama la atención es el alto número de musulmanes. El Islam es la religión dominante en este estado y tiene más presencia que el hinduismo o el budismo… Es evidente en sus calles, en sus casas, en su indumentaria, pero sobretodo, en el trato… El bullicio de los mercados, las llamadas a los rezos y el trajín de las carnicerías dónde sí se vende vaca… carreras, sonrisas y té gratis, todo bien cubierto bajo un abaya y de colores más invernales, lejos de los saries y los colores alegres… Más hombres en los mercados, más mujers comprando en ellos… Menos picaresca aunque mayores dificultades para comunicarnos… aun así, da gusto salir de la ruta turística y adentrarse en zonas más auténticas, menos pervertidas por el turismo y el síndrome del dólar… más honestas, aunque igual de estresantes y mugrientas…

Cuevas de Ajanta

Pero qué son? Qué hay ahí? Pues lo que hay son unos templos excavados en la roca que datan del s.II a.C hasta el VI d.C… que se consideran una de las primeras instituciones monásticas del país. Todas las cuevas de Ajanta son budistas. 30 cuevas excavadas en un desfiladero siguiendo el curso del rio.

Ajanta15

Sí, esto está excavado en la roca…

Los frescos de estas cuevas están considerados uno de los patrimonios más antiguos del mundo. Las esculturas de sus budas y de la simbología de la época, son auténticas obras de arte.

Ajanta7

Sentirte Indiana Jones, de cueva en cueva, con la mandíbula dislocada y mirando fijamente al techo, buscando cada fresco, cada símbolo oculto, cada pintura… intentando entender cómo es posible esa grandeza con dos mil años de antigüedad… el olor a humedad, el frío dentro de la cueva, las sombras, el eco… el retumbar de los pasos y el sentir tu propia respiración. El silencio…

 Ajanta

Pero quizás lo que más nos fascinó es saber que fueron abandonadas en el s.VI debido al auge y éxito de las cuevas de Ellora, que hicieron que estas se vieran demasiado antiguas, y que no fueron “redescubiertas” hasta 1819 por un cazador inglés… os podéis imaginar tener esa monumental maravilla a tan sólo 70 kilómetros de vuestra casa y que nadie lo sepa? Sencillamente espectacular…

(Como siempre, click en la imagen para verlas todas en grande)

Cuevas de Ellora

Si los frescos de Ajanta te habían dejado impresionado, las cuevas de Ellora iban a dejarte sin palabras durante mucho, mucho tiempo… y es que las 32 cuevas que aquí se hallan no dejan indiferente a nadie.

Ellora6

Ves mucha seguridad delante de la cueva número 16. Y es que es la más famosa de todas… así que decides dejarla para el final, por aquello de que luego las demás, no te sepan a poco. 16 cuevas budistas y 16 hinduistas un poco más nuevas que las de Ajanta… Pero del mismo estilo que las budistas. Ellas fueron, Ellora, el motivo de que Ajanta se cerrara. Empiezas por las budistas… y al igual que Ajanta, no te decepcionan.

Ellora

Ves como evoluciona la técnica en las primeras cuevas… como pasan de ser de una estancia a ser de hasta tres plantas. Como las figuras, los budas y las escenas van aumentando su tamaño, su detalle y sus decoraciones…

Ellora4

Ellora5

Intentando entrar en la cueva 16…

Si hay algo que gusta a los indios es hacerse fotos con los extranjeros. Es curiosidad normalmente, aunque a veces parece más como la caza de un trofeo. Al ir dos, hombre y mujer, suelen hacérsela con ambos, pero si pueden, le piden al Sr. Ets que se salga de la foto… a esas fotos, suelo responder que no, porque suelen ir acompañadas de cogerme y al final, hacerme sentir incómoda. En los lugares turísticos dónde apenas llegan extranjeros, la cosa se magnifica… y con los Smartphone se pone ya demasiado intensa. Todo el mundo tiene una cámara, y todo el mundo quería una foto. Hablamos de cientos de fotos en una mañana, con o sin tu consentimiento. No les importa. Los hay muy educados que nos pedían permiso, uno tras otro. Amables y con una gran sonrisa, con la única intención de compartir contigo un momento. Pero hubieron un par que cuando les dijimos, viendo que no avanzábamos y que pasaba el tiempo y no conseguimos pasar de la puerta, que por favor queríamos ver la cueva, nos regalaron un par de insultos al nivel de “puta” por negar un selfie… Uno apareció por detrás, sin mediar palabra, me cogió por el cuello y se hizo la foto sin mi consentimiento. Otros se ponían delante de ti a hacerlo haciendo que salgas tú detrás… y los peores, hasta 3 chavales que cuando me agachaba yo a hacer una foto a un fresco, para tener mejor ángulo, empezaban a hacerme fotos del culo. Realmente fue tan desagradable la experiencia que acabamos pidiendo a la seguridad que nos ayudara a entrar dentro… No es que te quieran hacer ningún daño, pero para nosotros fue realmente molesto. Es común que te pidan fotos en casi todo Asia cuando viajas, pero nunca habíamos estado como estuvimos casi 90 minutos en la entrada haciéndonos fotos como si fuera un photocall. Y mucho menos, nunca nos habían insultado por pedir que nos dejaran pasar. Lo del culo, bueno… eso por desgracia es más normal… También tuvimos la “mala” suerte de que era un día festivo para los indios y había muchísimos más de lo normal. A mí, personalmente, me molesta. Y habrá gente que os diga que a ellos no les importa, o que no es tan grave… Pero es algo que pasa, sobre todo con mujeres.

Ellora3

Visitando el Templo 16

A pesar de la gente, las fotos y el agobio, pudimos al final visitar el templo… una maravilla para los sentidos. Es sencillamente espectacular y tu primera sensación al verlo es de máxima incredulidad… no puede ser verdad que semejante templo de 3 plantas esté excavado en la roca. Si alguien te dijera “No, mira, que lo hicieron los extraterrestres” te lo podrías llegar a creer… es increíble ver el detalle de cada palmo de pared. La estructura y las diferentes estancias.

Templo2

Al ser un templo hinduista, no hay esa paz y silencio que habías encontrado en los templos budistas. Además, parece ser un templo al uso, porque hay mucha (muchísima) gente rezando. Las paredes te recuerdan indudablemente a los templos de Khajuraho y te transportan a Orccha y su paz… pero no puedes dejar de pensar que sí, que te recuerda, pero es que esto está excavado…

Templo

Información útil: Visitando las Cuevas de Ajanta y Ellora.

Dos días tardas en llegar desde Udaipur hasta Jalgaon, dónde empezará tu visita… Son dos cuevas situadas en las inmediaciones de dos ciudades diferentes a unas 3 horas de distancia en autobús…  Jalgaon tiene tren, Aurangabad autobuses… así que si vuestra siguiente parada depende del tren, debéis empezar por Aurangabad. Cómo nosotros nos íbamos a Goa via Pune, salimos desde Aurangabad. Así que nuestra primera parada fue Jalgaon. Es una ciudad más agradable que Aurangabad… más limpia y ordenada, aunque más caro el alojamiento.

Y ahí te enfrentas a tu primer problema: el alojamiento. En este estado a los extranjeros hay que registrarlos por ordenador, y casi todos los hoteles que visitas, no tienen… por no darte explicaciones simplemente te van diciendo que están completos. “Completos? En serio?” Piensas tú mientras observas la tan habitual mugre, bichos y cochambra… así que al final tiras de Lonely Planet que ahí salen los únicos 4 que aceptan extranjeros… aunque el precio hay que pelearlo…

Desde Jalgaon irás a ver las cuevas de Ajanta. Para ello se toma un autobús público desde la estación de autobuses. Desde la estación de tren (zona del hotel) a la estación de autobuses un tuk tuk cuesta unas 20 rupias. Allí tomas el autobús por 70 rupias por cabeza y tras 1h y 45 minutos aproximadamente, te deja justo enfrente de la recepción de las cuevas de Ajanta, que está a 4 km de las cuevas en sí… Para llegar hasta las cuevas, se puede tomar un bus verde que cuesta 10 rupias por cabeza. Pero para coger el bus hay que pasar por el párking andando y… sorpresa!! El vigilante del parking te quiere cobrar por cruzar por ahí hasta la parada de autobús… como no das crédito, decides ir andando y a mitad de camino, cuando pasa el bus, lo paras y te montas. Bendita India! Es una forma de sacar más dinero a los Indios quienes sólo pagan 10 Rupias por entrar a las cuevas, pero tú, que vas a pagar 250 Rupias te parece ya excesiva la broma…

Las cuevas de Ajanta están cerradas los lunes! Y las cuevas de Ellora, cierran los Martes!

Volvimos a dormir a Jalgaon, aunque si se va apurado de tiempo, se puede visitar Ajanta dejando las mochilas en la zona turística que hay guardamaletas, y después ir directos hasta Aurangabad. Recomendamos hacer 2 noches en Aurangabad porque además de las cuevas, como ya hemos dicho, hay más monumentos para ver.

Está prohibido usar el flash en las cuevas, así que os recomendamos que llevéis un trípode para poder sacar fotos, porque está bastante oscuro 

En Aurangabad nos pasó lo mismo con los hoteles… al final al lado de la estación de autobuses, dónde hay 50 hoteles, encontramos a 1 que nos hizo el registro. No estuvo mal y el precio bastante decente. En estas zonas donde sólo hay turismo interno, suelen cobrar menos al extranjero que a los indios, por la sencilla razón de que los indios suelen destrozar las habitaciones y dejarlas muy muy sucias y los extranjeros no… así que aunque veáis precios publicados, no temáis pedir un descuento.

No hace falta contratar ningún tour para visitar las cuevas, aunque os digan que sí. Desde Aurangabad hay un autobús que te lleva a las cuevas de Ellora… Tarda 1 hora aproximadamente. Hay un poco de caos en la estación, así que lo mejor es que preguntéis a vuestro alrededor, porque los horarios no son fijos. La entrada son (de nuevo) 250 rupias. Aunque realmente el ticket sólo nos lo pidieron para el famoso templo 16. De lo más espectacular que hemos visto nunca. Si no hay autobús por huelgas, o porque es domingo, podéis hacerlo en tuk tuk por unas 200 rupias… y el conductor os espera allí.

No olvidéis visitar el otro Taj Mahal…(hablaremos de él en la próxima entrada) nosotros lo hicimos en tuk tuk… por 30 rupias desde la estación de autobuses donde estaba nuestro hotel.

Otro Taj Mahal, Aurangabad, India